Boletín — septiembre de 2004

Boletín a la Comunidad Universitaria

27 de septiembre de 2004

Saludos, compañeras y compañeros universitarios:

Informamos a la comunidad universitaria que, en su Certificación Núm. 3 (Año Académico 2004-2005), el Senado Académico decidió Extender hasta el segundo semestre del presente año académico el período otorgado a los decanos y directores de escuelas para someter el Informe en torno a la revisión curricular del bachillerato, según dispone el inciso 5 de la Certificación Núm. 11, Año Académico 2003-2004, del Senado Académico. Este informe requiere unos consensos sobre las características generales del programa de bachillerato, la educación general y el perfil del egresado. La Certificación 3 también Mandata a los decanos y directores de escuelas a promover durante este semestre, en las distintas instancias de sus unidades, la discusión de los documentos producidos hasta el momento por los decanos en torno a la revisión curricular del bachillerato, según dispone la Certificación 11. Ya el Cuerpo de Decanos elaboró dos documentos, uno sobre la educación general y otro sobre el perfil del egresado, para la discusión por las facultades, las escuelas y otros sectores universitarios. Se encuentran trabajando en el documento sobre las características generales del bachillerato. Una vez discutidos estos temas en las distintas instancias, los decanos redactarán un informe de consenso que someterán al Senado para discusión por este Cuerpo.

Con la aprobación de ambas certificaciones, el Senado ha hecho patente su voluntad de atender la solicitud del Caucus de Senadores Estudiantiles del 20 febrero de 2003 y la resolución del Claustro del 5 de mayo de 2003 de derogar el proyecto del nuevo bachillerato. Sorprende, por tanto, que el documento de autoestudio se esté utilizando para promover dicho proyecto. Por ejemplo, en su página 185, este documento señala que el Senado declaró una moratoria para la implantación del nuevo bachillerato, cuando, por el contrario, el Senado aprobó detener su implantación y devolvió la discusión de la revisión curricular a las facultades, escuelas y los diversos sectores universitarios (Certificación 11). El documento de autoestudio omite resoluciones de facultades y departamentos en las cuales se repudia el proyecto, como es el caso de la Facultad de Administración de Empresas. Por otro lado, se alude de forma triunfalista a las decisiones curriculares de algunas facultades aún cuando aquéllas no se han sometido a la evaluación del pleno según la reglamentación vigente. Este documento da una impresión incorrecta a la agencia acreditadora en torno a la posición que ha asumido la comunidad universitaria sobre el nuevo bachillerato. Parecería que se pretende utilizar el proceso amplio y abarcador de la autoevaluación del Recinto como pretexto para impulsar la implantación del nuevo bachillerato.

Se acompaña la ponencia de las compañeras senadoras María del Rosario Rodríguez Orellana y Trini Ayoroa Santaliz ante el Comité de Autoestudio en las vistas públicas del lunes 13 de septiembre. En su ponencia denuncian la situación antes descrita. Las ponencias de miembros de otras facultades reiteran esta apreciación, además de otras contradicciones e inexactitudes del documento de autoestudio.

Les exhortamos a que lean con detenimiento el autoestudio, en particular el Capítulo 11: Ofrecimientos Académicos y el Capítulo 12: Educación General, y que hagan llegar sus reacciones a la mayor brevedad al Comité de Autoestudio. También les exhortamos a reclamar de sus decano(a)s y directores de escuela la discusión de la revisión curricular y a participar activamente de este importante proceso.

Grupo de Universitarios pro Excelencia Académica