Recomendaciones para Estudiantes Nuevos

Lo siguiente es una traducción libre de las recomendaciones que ofrece Steven Zucker, Profesor de Matemáticas de la Universidad de John Hopkins, a sus estudiantes de primer año. Una versión de las mismas, en su idioma original inglés, apareció en la revista Notices of the American Mathematical Society en su número de agosto de 1996.)

  1. Ya no están en la escuela superior. La mayoría de ustedes, si no lo han hecho aún, tendrán que abandonar las nociones de enseñanza y aprendizaje de la escuela superior y sustituirlas por aquéllas propias de la universidad. Esto quizás sea difícil, pero deberá suceder tarde o temprano; así que mientras más pronto, mejor. Nuestra meta va más allá que el simplemente lograr que repitan lo que se les ha dicho en el salón de clase.
  2. Deben prever que el material se cubrirá a un ritmo que es el doble o el triple al que estaban acostumbrados en la escuela superior. Además, esperamos un mayor dominio del mismo y, en especial, que puedan aplicar lo aprendido a situaciones nuevas (según sea el caso).
  3. El horario de clase es limitado, así que hay que usarlo eficientemente. No se les puede “enseñar” todo en el salón de clases. Aprender el material es su responsabilidad. La mayor parte de este aprendizaje deberá darse fuera del salón de clase. Lo razonable es dedicar dos horas de estudio fuera del salón de clase por cada hora en la clase.
  4. La labor principal del profesor es proveer una estructura, junto a algunos detalles, que les guíen en su aprendizaje de los conceptos y métodos que componen la materia del curso. La labor del profesor no es “programarlos” con hechos y tipos de problemas aislados ni vigilar de cerca su progreso.
  5. Se espera que lean el libro de texto con el propósito de lograr un entendimiento básico. El libro de texto les brinda la materia de forma detallada. También incluye muchos ejemplos de problemas con sus soluciones, los cuales deben usar como suplemento de los que se presentan en clase. El libro de texto no es una novela, así que deben leerlo lenta y cuidadosamente. Por otro lado, una ventaja es que pueden leerlo a su propio ritmo. Usen papel y lápiz para practicar el material y completar los pasos que se omiten.
  6. Cuando utilicen el libro de texto, habrá la siguiente dicotomía: a. [lo recomendable para la mayoría de los estudiantes] Lean por primera vez la(s) sección(es) correspondiente(s) antes de que el material se presente en clase. Es decir, asistan preparados a la clase. De esta forma, podrán entender mejor las clases que, a nivel universitario, llevan un ritmo acelerado. b. Si no han leído previamente el libro de texto, traten de captar lo que puedan de la clase. Aunque posiblemente se les haga difícil seguirla (cfr. #2), capten la idea general y/o tomen notas detalladas con el propósito de organizarlas luego, cuando estudien el libro de texto fuera del salón de clase.
  7. Los estudiantes tienen la responsabilidad de comunicarse con claridad al escribir soluciones a preguntas y problemas tanto de asignaciones como de exámenes. Las reglas del lenguaje aplican a las matemáticas, incluso cuando se utilizan símbolos en fórmulas, ecuaciones, etc. Los exámenes incluirán principalmente problemas nuevos que corresponden a la materia bajo estudio.